El mapa mental de las empresas, antes y ahora

El cambio de mentalidad en la empresa se refleja en el ámbito institucional, la diferencia es que antes, la empresa se concentraba en el capital, ahora su cultura organizacional se basa en los activos intangibles, o sea los valores.

Las empresas de antes contaban con personal especializado que formaba grupos funcionales, dedicados exclusivamente a realizar actividades de su área, sin saber lo que las otras unidades de negocio hacían, lo que generaba que exista poco o nada de sentido de visión compartida, calidad deficiente y objetivos a corto plazo.

Hoy, las empresas, son gestionadas como sistemas, cuyos elementos están interactuando entre sí, equipos transfuncionales o multidisciplinarios son capaces de desarrollar varias tareas en diferentes campos, que contribuyen al cumplimiento de los objetivos organizacionales.

Su cultura se ha fortalecido, debido a que se tiene clara la estrategia, y existe un proceso adecuado, que pasó de las comunicaciones a las relaciones, tanto con los clientes internos, como de los externos.

En el ámbito organizacional, se contaba con empresas con estructuras jerárquicas piramidales, cuyos departamentos eran especializados en hacer su trabajo de manera rutinaria, según las habilidades de sus empleados, sin saber lo que los otros hacían. Departamentos con funciones o acciones definidas por su jefe.

La organización de hoy, es un sistema abierto, cuyos elementos se comunican en interactúan de manera permanente, compuesta e impulsada por el talento de las personas, las que están en un proceso de aprendizaje continuo, posee una estructura en red y flexible, capaz de adaptarse a los cambios del entorno.

La mercadotecnia  gestiona  la relación de la empresa con el mercado, con los públicos externos (clientes, proveedores y demás partes interesadas)

Por su naturaleza de división y especialización del trabajo, la empresa elaboraba productos que eran dirigidos a un mercado por medio de una segmentación y dirigidos a un determinado segmento por medio de campañas publicitarias.

La empresa de hoy, al contar con una adecuada estrategia, identidad o imagen, y herramientas eficaces de comunicación adaptadas a las necesidades de los grupos de interés, funcionando como sistemas abiertos, son capaces de proveer un producto ligado a un servicio, es decir, comprender que lo que el cliente adquirió, es en realidad lo que necesitaba, o si está satisfecho con el mismo.

Todo esto soportado con las tecnologías de la información y comunicaciones, que posibilitan generar una mayor cobertura, de acuerdo a los cambios dinámicos de la globalización, tanto a nivel personal, como empresarial.

Síganos en Twitter: @elyfloresec

Deja un Comentario