El Valor Agregado nos permite diferenciarnos de la competencia

En el mundo existen muchas empresas de todas las características, tamaños de toda industria, sin embargo algunas de ellas llegan a ser líderes en el mercado debido a una característica especial conocida como “valor agregado”. Es interesante notar que para lograr el éxito empresarial debemos marcar un contraste, debemos ofrecer “algo más” que los demás.

Exceder las expectativas de nuestros clientes a través de un adicional que lo conforme y haga que regrese por más productos o servicios nos llevará en el corto, mediano o largo plazo a fidelizar y atraer más clientes, es decir a las personas más importantes para nuestro negocio.

Entre los ejemplos de “valor agregado” se pueden mencionar por ejemplo, cuando en el salón de belleza nos toca esperar el turno de atención y nos ofrecen una bebida o un aperitivo, otro muy claro es cuando nos ofrecen la entrega a domicilio de los documentos que estamos tramitando en una entidad pública, el servicio de mantenimiento gratuito por un mes de una máquina, el servicio de transporte e instalación de la línea blanca,  entre otros.

Le sugerimos que a más de ofrecer sus productos y servicios de excelente calidad; investigue, analice costos y beneficios, sobre el adicional que puede ofrecer, pregúnteles a sus clientes y realice reuniones de sensibilización con su personal, involúcrelos en la tarea de brindar el “valor agregado” que marcará la diferencia entre su empresa y las demás que constituyen la competencia, así logrará el éxito y se convertirá en líder de su mercado.

Adicionalmente siempre cumpla con lo ofrecido, no hay nada más molesto para un cliente que en la Empresa donde está dejando su dinero por un producto o servicio que va a satisfacer una necesidad falten al acuerdo establecido o las ofertas planteadas.

Es importante notar que, algo aparentemente básico puede marcar la diferencia, regalar una sonrisa al cliente que entra a nuestra oficina se convierte ya en un valor agregado, recordemos que actualmente vivimos a toda prisa y con la enfermedad del siglo: el estrés que nos agobia, podemos relajarnos en cuestión de segundos cuando sentimos ese cálido recibimiento del personal que nos está atendiendo, esta recomendación se puede aplicar también en la vida personal, a nivel interpersonal para afianzar la empresa más importante que tenemos: nuestra familia.

Esperamos que pueda en estos días aplicar estas sencillas recomendaciones que le permitan caminar hacia el éxito en sus labores diarias, nuestros países necesitan cada día de personas que se preocupen por brindar un valor agregado que enriquezcan nuestra gestión.

Si desea ampliar esta información no dude en contactarnos, estamos para servirle.

Deja un Comentario