Imagen Corporativa

La imagen corporativa de una empresa tiene un amplio abanico de apartados, los cuales reunidos todos, dan como resultado la personalidad de la empresa,   lo que simboliza la institución, lo que hace y cómo lo hace. Dicha imagen tiene que estar impresa y ser repetida en todas las  partes que involucren a la entidad para darle cuerpo, para consolidarla, para que pueda ser transmitida al auditorio y sobre todo para  posicionar la marca en su mercado respectivo.
Es deprimente observar  directivos que cuidan escrupulosamente su imagen personal, pero la imagen de su empresa la relegan a un segundo plano, sin considerar que la imagen corporativa es un elemento importantísimo en el proceso de mercadeo. El mercado  cada vez se vuelve más competitivo y cambiante, de ahí que las empresas están en la obligación de adaptarse a estos cambios mejorando y actualizando su imagen corporativa con la finalidad de transmitir que la empresa no está resagada con respecto a sus competidoras.
Nosotros pensamos que la era de Internet es un tren de prosperidad con mucho potencial, sin menos preciar al resto de apartados que componen la imagen empresarial. Creemos que al introducir a un negocio en la Red estamos abriendo una ventana al mundo sin límite horario , desde donde la empresa exhibirá su imagen, se comunicará con los clientes brindando una atención personalizada, más individual y cercana. La empresa podrá conocer las necesidades, los requerimientos y  la opinión de sus clientes. Factores que servirán para afinar la estrategia y fidelización de quienes son el principal objetivo de una entidad. Sus clientes.  Siguiendo algunos parámetros podemos conseguir que el nombre de la página elegida de la empresa ocupe los primeros lugares en los buscadores lo cual siempre influye en la cantidad y calidad de los posibles clientes.
Si bien es verdad que en algunos países los consumidores todavía tienen temor a hacer transacciones por Internet, las nuevas generaciones ya serán consumidores más frecuentes de la Red, por tanto la inversión de hoy es la semilla cuyo fruto recogeremos muy pronto y aunque no tengamos ventas inmediatas, lo importante es que nuestra empresa tenga la divulgación, el branding y los seguidores que  harán más grande nuestra entidad.